Descubre qué son las inversiones alternativas y cómo funcionan

Inversión Alternativa

 

Las inversiones alternativas se han convertido en una herramienta variante a los métodos tradicionales para los inversionistas. Gracias a ellas, estos pueden alcanzar mayores niveles de diversificación y  conseguir una gran cantidad de beneficios, al mismo tiempo que aminoran la volatilidad.

¿Qué son las inversiones alternativas? 

Cada vez un mayor número de personas realiza tareas de inversión de forma regular. El apoyo en las nuevas tecnologías ha provocado que las personas tengan una mayor formación a modo de usuario. Esto les permite cosechar éxitos con más facilidad, ahorrando dinero en estos procesos que pueden repercutir de forma positiva en la economía doméstica, como en el pago de luz y gas y en la gestión de alquileres e hipotecas.

Podemos definir las inversiones alternativas como aquellas que se encuentran centradas en tipos de activo de mercado diferentes a los tradicionales, como las acciones, los depósitos o los bonos. Muchas de estas inversiones alternativas también pueden ser inversiones realizadas sobre un determinado tipo de inmobiliario como materias primas, obras de arte o construcciones.

Podríamos decir que existen dos tipos o clases de inversiones. La primera hace referencia a la circunstancia ya citada, es decir, a los diferentes inversores que invierten su capital en infraestructura, el sector inmobiliario y capital privado. Por otro lado, la segunda clase de inversiones alternativas podría hacer referencia a las inversiones que se realizan para  el uso de métodos no tradicionales, como por ejemplo, las ventas en corto y el apalancamiento.

¿Cuáles son los tipos de inversiones alternativas? 

A diferencia de lo que ocurre con las inversiones tradicionales, los métodos alternativos aún no se encuentran identificados en este tipo de tareas. Es decir, si bien se conocen los métodos y sus elementos, no se tiene una verdadera conciencia de su funcionamiento como una forma de inversión alternativa propiamente dicha.

Al igual que se comparan tarifas en la contratación de servicio de luz y gas gracias a un desarrollo de Internet, se pueden observar notables mejoras en cuanto a los tipos y formas de inversión alternativa. A la hora de citar los principales destacan los siguientes tipos:

  • Alternativos líquidos: Son un tipo de inversiones que tienen el objetivo de diversificar, proteger mediante vehículos de tipo líquido, como pueden ser los activos mutuos o los fondos cotizados en bolsa.
  • Fondos de cobertura: Un fondo de cobertura es una sociedad privada de inversión que maneja títulos de terceros para cubrirlos de posibles riesgos y/o incrementar su valor.
  • Private Equity: Se refiere a las instituciones que invierten en otras empresas privadas con un alto potencial de crecimiento a cambio de controlar un porcentaje de la empresa o de sus acciones.
  • Activos físicos: Los activos físicos que tienen valor en virtud de su sustancia y propiedades, como por ejemplo los bienes raíces y la infraestructura.
  • Crédito: Se caracteriza por ofrecer un mayor rendimiento con respecto a las inversiones tradicionales. Especialmente en términos de liquidez y solvencia.

Diferencias entre las inversiones alternativas y las tradicionales

Aunque a simple vista se puedan apreciar las diferencias entre las inversiones alternativas y tradicionales atendiendo a criterios de procedencia, se pueden elaborar el siguiente listado con grandes diferenciaciones entre un tipo de inversión y otra:

  • Perfil de alta liquidez de las inversiones tradicionales frente a la liquidez potencial de las alternativas.
  • Las inversiones tradicionales solo operan en mercados públicos, a diferencia de las alternativas que también lo hacen en los privados.
  • Las inversiones tradicionales tienen una mayor correlación con los mercados
  • Los accionistas de las inversiones tradicionales son pasivos, mientras que en las inversiones alternativas los accionistas son de tipo activo.
  • Rendimientos generados principalmente por beta con baja dispersión entre los inversores en inversiones tradicionales frente al rendimientos generados principalmente por alfa con alta dispersión entre los administradores de las alternativas.